Buscador



Hilos tensores

La flacidez facial es uno de los problemas que más preocupa a hombres y mujeres, que buscan conseguir un rostro bien definido y sin signos del paso del tiempo. Para dar respuesta a esta creciente demanda, Clínica Plenum ha incorporado el tratamiento de los hilos tensores a su portfolio de servicios de medicina estética.

Se trata de una revolucionaria técnica de rejuvenecimiento facial que estimula los tejidos internos para reafirmar la piel y corregir la flacidez. Los mini hilos tensores se sitúan a nivel subdérmico  para inducir la formación del colágeno y de los fibroblastos con el objetivo de estirar y redensificar la piel.

Tras determinar las áreas faciales a tratar y en tan sólo unos 30 minutos, el especialista introduce los mini hilos tensores bajo la dermis. La técnica es totalmente individualizada para cada paciente dependiendo de la edad, la fisonomía y el grado de flacidez pero en una sesión estándar se suelen insertar entre 10 y 20 hilos. El procedimiento es fácil, rápido e indoloro. Una vez colocados los hilos, éstos se anclan en el tejido gracias a unas pequeñas espículas produciendo una pequeña lesión tisular que provoca la creación de tejido de soporte a base de colágeno y fibroblastos.

Los hilos tensores tienen su origen en Japón y se llevan utilizando como material de sutura cardíaca desde hace mucho tiempo, con lo que está probado que no produce rechazo ni alergias al ser antimicrobianos y bio-absorbibles. El material del hilo es la Polidioxanona y se reabsorbe a los 6 meses. Sin embargo, el efecto creado a raíz de la creación de nuevo tejido a base de colágeno y fibroblastos puede durar entre 12 y 18 meses.