Buscador

Etiqueta: puerperio

3 julio, 2019

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer, pero es también una etapa repleta de cambios  físicos, emocionales y  hormonales.

Una vez que hemos dado a luz, tenemos dedicación plena a nuestro bebé y sus cuidados, pero no debemos olvidarnos de nuestra propia salud y bienestar.  El cuerpo va volviendo a la normalidad poco a poco, pero muchas mujeres sufren en silencio ciertos signos o síntomas simplemente porque lo consideran normal.

Tener dolor, escapes de orina o gases, problemas para retomar las relaciones sexuales, sensación de pesadez en la vagina o estreñimiento, no es normal; ni siquiera tras haber pasado por un embarazo.

POSPARTO

El puerperio o posparto es el período después del parto en el que el cuerpo va recuperando su estado previo al embarazo. Normalmente se dice que comprende las 6 semanas posteriores al alumbramiento, las cuales son conocidas como cuarentena.

Pero no  todas las mujeres siguen el mismo ritmo de recuperación y esto va a depender  de diferentes factores. La forma de parto o el tiempo, instrumentalización o epidural van a influir significativamente en los síntomas de la madre.

Si bien el posparto inmediato abarca los primeros días tras dar a luz, desde un punto de vista terapéutico lo subdividimos  en dos períodos, con el fin de llevar a cabo las recomendaciones que más se ajusten a las necesidades de la mujer en cada etapa.

Así, tenemos el puerperio durante los días que permanece la mamá en el hospital, normalmente las primeras 48 horas tras el parto. A partir de aquí y hasta el final de la llamada cuarentena, podríamos denominarlo posparto precoz.

Primeras 48 horas

  • Lo primero de todo, DESCANSA. Evita estar de pie durante mucho tiempo y no cargues peso. Come e hidrátate adecuadamente.
  • Vigila y corrige tu POSTURA cuando estés sentada o de pie, sobre todo durante la lactancia, ya que pasarás mucho de tu tiempo amamantando a tu bebé.
  • Realiza EJERCICIOS SUAVES de pies y tobillos para mantener la circulación sanguínea, así como entrenar la respiración, trata de sentir como la parte inferior del abdomen se mete hacia dentro cuando sueltas el aire y cómo se relaja cuando lo coges.
  • En caso de episiotomía o cesárea LAVA Y SECA bien la cicatriz.
  • Evita RELACIONES SEXUALES

A partirdelas 48 horas y hasta las primeras 6-8 semanas

  • Continúa con las mismas pautas anteriores .
  • Puedes utilizar un CINTURÓN PÉLVICO (no una faja abdominal) para evitar el dolor excesivo y ayudar a que los músculos recuperen su función.
  • Corrige tu postura al defecar para evitar el ESTREÑIMIENTO , y cuida tu alimentación para evitarlo. • Empieza a contraer los músculos del SP mediante ejercicios de KEGEL.
  •  Protege tu SP en aquellas situaciones que generen aumentos de presión: tos, estornudos, coger al bebé…

El cuerpo materno ha sufrido una gran transformación en las 40 semanas de gestación, durante la cuarentena, el cuerpo está sometido a numerosos cambios que suponen un verdadero esfuerzo, físico y emocional, por eso requerirá de al menos otros nueve meses para recuperar la normalidad sin duda esto dependerá de cada circunstancia personal, del número de partos y de los cuidados antes, durante y después del embarazo. Es lo que conocemos como posparto tardío.

Transcurridas seis semanas tras el parto, algunos de los síntomas que podemos encontrarnos son las incontinencias urinaria y fecal, prolapsos o descenso de los órganos pélvicos o dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia).

Durante este período es conveniente llevar a cabo una serie de autocuidados y es un buen momento para acudir a un fisioterapeuta especialista en osbtetricia, con el fin de ayudarte en el proceso.

A partir de las 6-8 semanas

  • Continúa con las mismas pautas anteriores.
  • Acude a tus revisiones con los profesionales sanitarios: matrona y ginecología
  • Lleva a cabo un programa de actividad física posparto ayudándote de profesionales cualificados.
  • Es momento para empezar a trabajar sobre las cicatrices en caso de CESÁREA o de EPISIOTOMÍA.
  • Acude a un fisioterapeuta especializado en Fisioterapia Uroginecológica para que valore tu postura, competencia abdominal, diástasis, SP y otras consecuencias derivadas del parto. Resulta de gran ayuda en caso de incontinencia urinaria, prolapsos, incontinencia fecal, hemorroides, dolor durante las disfunciones sexuales u otros signos y síntomas.
  • El fisioterapeuta obstétrico diseñará un programa de entrenamiento posparto adecuado a la situación personal de cada mujer.

En próximos post hablaremos de los ejercicios de Kegel, hipopresivos y otros conceptos que os podrán ayudar a conocer cómo podemos ayudaros.

 

Artículo escrito por: Raquel Engelmo Alejandro

Posted in Blog, clinica by Clínica Plenum | Tags: , ,