Buscador

Etiqueta: entrenador

9 marzo, 2020
recta-final

Si eres opositor, deportista o entrenador estás de suerte, este post va para ti. Y algunos se preguntarán, ¿qué tengo que ver yo como deportista con un opositor? O viceversa. Está pregunta yo también me la hice en un principio, pero cuanto más hablaba con mis amigos opositores, más me daba cuenta lo que se parecían algunas de sus preocupaciones con las de los entrenadores y deportistas con los que trabajo día a día.

Estas preocupaciones comunes tienen que ver sobre todo con como llegar a los momentos “críticos” en un buen nivel de rendimiento, dando su mejor versión. Los deportistas y entrenadores enfocados en las fases finales, clasificación para “final four”, o para los campeonatos de España o fases de ascenso a ligas superiores; y los opositores a sus exámenes y/o pruebas físicas.

Cuando se acercan estos momentos críticos es frecuente que nuestros nervios y preocupaciones aumenten, también la ansiedad, parece que se nos olvida todo o que no sabemos hacer nada de lo que hemos entrenado durante el año. Aparecen miedos, dudas e inseguridades que son malos compañeros en esta recta final del viaje, normalmente cuando nos dejamos llevar por ellos cometemos errores, la presión aumenta y pueden llegar a bloquearnos.

¿Te ocurre o te ha ocurrido algo así y quieres saber cómo superarlo? Os dejo unas claves para combatir a estos malos compañeros de viaje:

Una buena planificación para “protegernos”:

¿Qué pasos tengo que dar para llegar a la meta final? Dicho de otra manera, tener claros nuestros objetivos. No solo vale tener clara la meta, ya que es a largo plazo y si no se como llegar a ella me puedo perder por el camino. Saber que quiero, para qué lo quiero, y cómo lo voy a conseguir es necesario en el camino hacia la meta.

Establece objetivos a corto y a medio plazo, que te ayuden a ver avances hacia el objetivo, que te ayuden a planificar tu día a día y así evitar las distracciones. Cuanto más claro tengamos los objetivos, más fácil es comprometernos con ellos y mejor sabremos saltar las piedras que puedan ponerse en nuestro camino

Cuidarse para rendir bien:

Cuidado con el “yo puedo con todo”, “No puedo fallar” … Todos los excesos son malos, también el de la exigencia. ¡Nadie es perfecto!

Exigirse estar siempre al 100% es agotador, necesitamos descansar para rendir. Tener unos buenos hábitos de alimentación y descanso ayuda a que nuestro cuerpo tenga la energía suficiente para entrenar o estudiar al máximo, en definitiva, cuidarse.

Distraer la mente también nos ayuda a estar bien, hacer alguna actividad que nos ayude a no pensar todo el tiempo en la oposición o los entrenamientos: algo de ejercicio físico, actividades en la naturaleza, leer, ir a cine, quedar con amigos y familia… Como dije antes, todos los excesos son malos, si eres deportista no añadas más ejercicio físico como actividad distractora, ya entrenas suficiente; si eres opositor, quizá leer no sea lo que más te ayude a distraerte en el día a día.

Dejar espacio a lo que me sirve:

Nuestra mente es muy protectora, y siempre quiere prepararnos ante los peligros, avisarnos de los que están por llegar o buscar una solución a los que ya ocurrieron por si vuelve a pasar. El problema de poner demasiada atención en lo que vendrá o lo que ya pasó es que nos perdemos algo muy valioso: el presente.

Analizar lo sucedido y aprender de ello o prepararme para lo que tengo durante la semana es algo útil, necesario incluso. Pero engancharme demasiado tiempo en ello me puede provocar que no sea capaz de concentrarme en el estudio de esa tarde, o en el entrenamiento, y eso llevará a que me sienta mal después y a engancharme más en lo que hoy no hice o lo que me queda por hacer para llegar.

No podemos elegir nuestras emociones y pensamientos, pero sí podemos cambiarlos o elegir a qué prestamos atención. Y para eso necesitamos centrarnos en el presente.

Hacer ejercicios de respiración, meditar, tener rutinas… nos ayuda a mantenernos en el presente. Observa tus emociones, cambia tu postura corporal y tu expresión facial, pon tu cuerpo en la emoción que quieres tener. Cambia tus pensamientos, dile a tu cerebro lo que sí quieres que piense, se cree todo lo que le decimos.

 

Si no sabes cómo llevar a cabo cualquiera de estas claves pide ayuda a un profesional, a veces amigos y familiares por mucho que quieran ayudar no saben cómo hacerlo. ¡Nosotros estamos para eso!

 

Artículo escrito por: Lara Jiménez Martín
Psicóloga sanitaria y deportiva en Clínica Plenum – Nº colegiado: CL-4751

 

 

Posted in clinica, Psicología by Clínica Plenum | Tags: , , , ,