Buscador

5 alimentos de temporada que te ayudan a mejorar tu salud

4 octubre, 2019

Los alimentos de temporadas son todos aquellos que se cultivan en suelos ricos de nutrientes, con el clima adecuado y completando su calendario natural. En el momento de su recolección mantienen intactas todas sus propiedades nutricionales, textura, olor y sabor. Lo bueno es que respetan el ciclo natural y la zona de producción de los alimentos, reduciendo el gasto energético al minimizar la necesidad de transporte, distribución y almacenaje. Haciendo que estos productos sean mucho más baratos, ya que, durante ciertos periodos del año, su disponibilidad en las tiendas es mayor.

Aunque no sólo tienen estos beneficios globales, en individual cada producto de temporada nos proporciona una serie de nutrientes que nos ayudan a mejorar la salud. ¿Quieres saber cuales son de temporada ahora en Octubre?

 

GRANADA

Es el fruto del árbol granado. Posé una piel gruesa de color dorado y una gran cantidad de semilla internas de color rojo. Es una fruta de muy bajo valor calórico, (1 pieza=234 calorías), mayoritariamente es agua, alta en nutrientes como la fibra, potasio, vitamina C y otros componentes antioxidantes.

Sus beneficios son:

  • Ayuda a la depuración de los riñones, gracias a su alto contenido en potasio.
  • Reduce los niveles de colesterol malo gracias a los polifenoles que contienen.
  • Proteger la piel contra los efectos negativos de los rayos UV y regenera la dermis.
  • Baja la tensión arterial alta por su contenido en antioxidantes.
  • Aporta beneficios en enfermedades como la diabetes o el Alzheimer.

UVA

Grano de las vides, su fruto se encuentra en racimos. La fruta es redonda de color entre verdes-amarillas pajizas a negras, pasando por tonos rojizos según la especie, con unas semillas interiores. Es una fruta que pese a los mitos no tienen tantas calorías (10 unidades = 65 calorías), ricas en fructosa, vitaminas B12, B6, potasio y antioxidantes (resveratrol y flavonoides).

Sus beneficios son:

  • Ayuda a reducir el colesterol y la presión sanguínea, gracias a su efecto cardio protector.
  • Favorece a las embarazadas por el alto contenido de ácido fólico (B12)
  • Disminuye la formación de coágulos y/o trombos, ya que los flavonoides y el resveratrol mejoran la circulación de la sangre.
  • Tiene un efecto diurético que ayuda a eliminar el ácido úrico y sales del organismo.
  • Mejora el estreñimiento, sobre todo si se consumen con piel y con pepitas. Consumirlas en forma de pasas, tiene efecto laxante.

 

HIGO

Los frutos de las higueras. De forma de gota grande, de diferentes colores según la variedad y con un interior carnoso. Ricos en agua y en hidratos de carbono, hacen que sean algo más calórico que el resto (3 higos = 70 calorías). Ricos en fibra, potasio, calcio, magnesio, flavonoides y provitamina A (antioxidante)

Sus beneficios son:

  • Ayuda a la recuperación muscular y a fortalecer los huesos por su alto contenido en potasio y calcio.
  • Favorece el tránsito intestinal por su gran aporte de fibra y su efecto laxante.
  • Ayudan a limpiar los pulmones por el efecto expectorante de los flavonoides.

 

CALABAZA

La calabaza, es una hortaliza que la encontramos durante todo el año, aunque las variedades de otoño e invierno, proporcionan un sabor más dulce, menos grasa, más carnosa, más vitaminas y minerales esenciales sin aportar apenas calorías (100 gr = 27 calorías)

Sus semillas, son un snack saludable y adictivo, que nos aportan una buena fuente de magnesio y zinc.

Sus beneficios son:

  • Baja la tensión arterial alta por su contenido en antioxidantes.
  • Favorece el tránsito intestinal por su gran aporte de fibra y previene la úlcera péptica.
  • Ayudan a estimular el sistema inmunológico, gracias a ese aporte alto de magnesio y triptófano que ayudan a prevenir infecciones, resfriados, depresión y estrés.

 

ALMEJAS

Las almejas, es un molusco bivalvo que en nuestra alimentación nos provee de múltiples nutrientes como las proteínas, bajas en grasas y en calorías. Destaca la cantidad de hierro que nos ofrece, potasio, calcio y vitaminas del grupo B (sobre todo ácido fólico ideal para las embarazadas)

Sus beneficios son:

  • Previenen de anemias, por su alto aporte de hierro y vitaminas del grupo B.
  • Tienen un gran aporte saciante, muy recomendable a la hora de bajar peso.
  • Ayudan al buen funcionamiento del tiroides por contener yodo, sobre todo para quienes tienen hipotiroidismo.

 

 

Artículo escrito por nuestra nutricionista Naiara Carretero.

Posted in clinica, Nutrición by Clínica Plenum | Tags: , , ,
10 septiembre, 2019

En este nuevo post sobre psicología hablamos sobre como movilizarnos para un cambio, todos buscamos mejorar día a día ya sea a nivel de trabajo, pareja, deporte… Buscando siempre nuestro bienestar y nuestra felicidad.

No obstante, es algo habitual ver cómo, a pesar de querer cambiar algún aspecto de nuestra vida, no hacemos nada para lograr este cambio o mejora. Esto suele darse debido al miedo que produce el cambio, estamos más seguros en la situación actual, entonces preferimos quedarnos en nuestra zona de confort, a pesar de que eso nos reduce mucho las posibilidades de mejorar.

“Mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer”

Este es un refrán típico, muy útil para explicar por qué muchas veces nos mantenemos en la zona de confort y evitamos cambiar. Cuando queremos mejorar algo en nuestra vida se produce en nuestra mente un conflicto de intereses entre nuestros pensamientos y emociones: aparecen las motivaciones hacia el cambio, los miedos, los beneficios y costes personales del mismo, etc.; y será aquello a lo que demos más importancia lo que determine nuestra conducta posterior.

El nombre de zona de confort no quiere decir que sea cómoda, sino que nos hemos acostumbrado a ella, no nos requiere mucho esfuerzo ya que hemos automatizado las tareas y la dinámica diaria y ello nos permite seguir funcionando en nuestro día a día. Todo cambio exige un esfuerzo de energía, desaprender y aprender nuevas formas de actuar o adaptarse a otros entornos, y es aquí donde aparecen las inseguridades y dudas.

 

Por ejemplo, es habitual qué tras el diagnóstico de una enfermedad, una lesión grave, una operación, etc.; aparezcan miedos, inseguridades y veamos la actividad física como un enorme esfuerzo que nos hace duda de nuestra capacidad para poder llevar de nuevo una vida normal: practicar nuestro deporte o continuar trabajando y rindiendo al mismo nivel, viajando,  o realizando otras actividades de ocio; sin embargo, tenemos claros los numerosos beneficios que tiene para nuestra salud mantenernos activos, tanto física como psicológica.  Bien, en esta situación, será la persona (a que aspectos de más peso) y su motivación para salir de la zona de confort, lo que determinará que realmente se produzca una mejora ligada a la actividad física.

¿Qué puedo hacer para salir de mi zona de confort?

Llega la hora de ponernos en marcha, os traigo unas preguntas que nos ayudarán a concretar actividades para movilizar ese cambio que deseamos, en este caso ponemos el ejemplo a nivel deportivo.

  1. ¿Qué actividad física o deporte quieres comenzar (o volver a realiza)? Mi objetivo.
  2. ¿Por qué es importante para ti realizar esa actividad o deporte? Mi motivación.
  3. ¿Cómo vas a hacerlo? Acción concreta, pasos a seguir.
  4. ¿Qué beneficios tiene para mí conseguirlo? Aspectos positivos para mi vida.

Ahora falta comprometerse con el cambio y atreverse a salir de la zona de confort. ¡Ánimo, tú decides!

 

Para saber más:

https://www.youtube.com/watch?v=i07qz_6Mk7g

 

Artículo escrito por:

Lara Jiménez Martín

Psicóloga sanitaria y deportiva en Clínica Plenum

Nº colegiado: CL-4751

3 julio, 2019

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de una mujer, pero es también una etapa repleta de cambios  físicos, emocionales y  hormonales.

Una vez que hemos dado a luz, tenemos dedicación plena a nuestro bebé y sus cuidados, pero no debemos olvidarnos de nuestra propia salud y bienestar.  El cuerpo va volviendo a la normalidad poco a poco, pero muchas mujeres sufren en silencio ciertos signos o síntomas simplemente porque lo consideran normal.

Tener dolor, escapes de orina o gases, problemas para retomar las relaciones sexuales, sensación de pesadez en la vagina o estreñimiento, no es normal; ni siquiera tras haber pasado por un embarazo.

POSPARTO

El puerperio o posparto es el período después del parto en el que el cuerpo va recuperando su estado previo al embarazo. Normalmente se dice que comprende las 6 semanas posteriores al alumbramiento, las cuales son conocidas como cuarentena.

Pero no  todas las mujeres siguen el mismo ritmo de recuperación y esto va a depender  de diferentes factores. La forma de parto o el tiempo, instrumentalización o epidural van a influir significativamente en los síntomas de la madre.

Si bien el posparto inmediato abarca los primeros días tras dar a luz, desde un punto de vista terapéutico lo subdividimos  en dos períodos, con el fin de llevar a cabo las recomendaciones que más se ajusten a las necesidades de la mujer en cada etapa.

Así, tenemos el puerperio durante los días que permanece la mamá en el hospital, normalmente las primeras 48 horas tras el parto. A partir de aquí y hasta el final de la llamada cuarentena, podríamos denominarlo posparto precoz.

Primeras 48 horas

  • Lo primero de todo, DESCANSA. Evita estar de pie durante mucho tiempo y no cargues peso. Come e hidrátate adecuadamente.
  • Vigila y corrige tu POSTURA cuando estés sentada o de pie, sobre todo durante la lactancia, ya que pasarás mucho de tu tiempo amamantando a tu bebé.
  • Realiza EJERCICIOS SUAVES de pies y tobillos para mantener la circulación sanguínea, así como entrenar la respiración, trata de sentir como la parte inferior del abdomen se mete hacia dentro cuando sueltas el aire y cómo se relaja cuando lo coges.
  • En caso de episiotomía o cesárea LAVA Y SECA bien la cicatriz.
  • Evita RELACIONES SEXUALES

A partirdelas 48 horas y hasta las primeras 6-8 semanas

  • Continúa con las mismas pautas anteriores .
  • Puedes utilizar un CINTURÓN PÉLVICO (no una faja abdominal) para evitar el dolor excesivo y ayudar a que los músculos recuperen su función.
  • Corrige tu postura al defecar para evitar el ESTREÑIMIENTO , y cuida tu alimentación para evitarlo. • Empieza a contraer los músculos del SP mediante ejercicios de KEGEL.
  •  Protege tu SP en aquellas situaciones que generen aumentos de presión: tos, estornudos, coger al bebé…

El cuerpo materno ha sufrido una gran transformación en las 40 semanas de gestación, durante la cuarentena, el cuerpo está sometido a numerosos cambios que suponen un verdadero esfuerzo, físico y emocional, por eso requerirá de al menos otros nueve meses para recuperar la normalidad sin duda esto dependerá de cada circunstancia personal, del número de partos y de los cuidados antes, durante y después del embarazo. Es lo que conocemos como posparto tardío.

Transcurridas seis semanas tras el parto, algunos de los síntomas que podemos encontrarnos son las incontinencias urinaria y fecal, prolapsos o descenso de los órganos pélvicos o dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia).

Durante este período es conveniente llevar a cabo una serie de autocuidados y es un buen momento para acudir a un fisioterapeuta especialista en osbtetricia, con el fin de ayudarte en el proceso.

A partir de las 6-8 semanas

  • Continúa con las mismas pautas anteriores.
  • Acude a tus revisiones con los profesionales sanitarios: matrona y ginecología
  • Lleva a cabo un programa de actividad física posparto ayudándote de profesionales cualificados.
  • Es momento para empezar a trabajar sobre las cicatrices en caso de CESÁREA o de EPISIOTOMÍA.
  • Acude a un fisioterapeuta especializado en Fisioterapia Uroginecológica para que valore tu postura, competencia abdominal, diástasis, SP y otras consecuencias derivadas del parto. Resulta de gran ayuda en caso de incontinencia urinaria, prolapsos, incontinencia fecal, hemorroides, dolor durante las disfunciones sexuales u otros signos y síntomas.
  • El fisioterapeuta obstétrico diseñará un programa de entrenamiento posparto adecuado a la situación personal de cada mujer.

En próximos post hablaremos de los ejercicios de Kegel, hipopresivos y otros conceptos que os podrán ayudar a conocer cómo podemos ayudaros.

 

Artículo escrito por: Raquel Engelmo Alejandro

Posted in Blog, clinica by Clínica Plenum | Tags: , ,
7 junio, 2019

La investigación en psicología deportiva sobre la recuperación de lesiones ha ido en aumento en los últimos años, gracias a ello podemos explicar las causas de la mayoría de ellas, realizando un análisis del contexto y atendiendo a las diferentes modalidades deportivas (Dosil, 2008).

Las lesiones que se producen en deporte de recreación suelen venir determinadas por dos factores determinantes que se relacionan, la falta de tiempo y el aumento del estrés debido al estilo de vida predominante en la sociedad actual; y la promoción constante de la actividad física que crea la necesidad de practicar, teniendo la sensación de que sin ella no podemos ni debemos vivir. Esto produce que muchas personas comiencen una actividad física o un deporte sin ninguna preparación previa, sin conocer (a través de una prueba de esfuerzo u otras herramientas) cual es la mejor actividad para su salud. Lo que aumenta las probabilidades de lesionarse.

En el caso del deporte de competición las grandes exigencias suelen ser contraproducentes para la salud de los deportistas. Entrenamientos excesivos, falta de preparación psicológica, y la actitud del entrenador son algunos factores determinantes en el desarrollo de las lesiones.

Además, si el deporte que practicamos es un deporte de riesgo, las propias características de la actividad pueden aumentar las probabilidades de sufrir una lesión. Aquí el conocimiento de los riesgos intrínsecos y una buena preparación previa son aspectos básicos para reducir la probabilidad de la aparición de lesiones.

Por lo tanto, de cara a prevenir lesiones debemos tener en cuenta los aspectos que aumentan el riesgo según la modalidad que practiquemos.

Desde la intervención preventiva, la mejor forma de reducir las probabilidades de una lesión, la psicología ayuda con programas de reducción de estrés, la mejora de formación específica sobre prevención de riesgos y hábitos saludables, el entrenamiento de recursos psicológicos, la planificación de objetivos y entrenamientos, y la mejora de recursos técnicos. Obviamente contar con un equipo multidisciplinar en estos casos ayuda a que las posibilidades evitar una lesión aumente, por suerte en Plenum cumplimos esta característica, como dice el refrán “mejor prevenir que curar”.

Una vez la lesión aparece

Existen varios modelos teóricos que nos hablan de la importancia que tiene nuestra respuesta en la recuperación de la lesión. Nuestra personalidad, nuestro estilo de afrontamiento y nuestra historia previa, entre otros factores, nos llevarán a realizar una valoración de la situación. Esta valoración será clave para la posterior recuperación.

Las investigaciones desde la década de los 80 han permitido demostrar que la introducción de aspectos psicológicos en la prevención y recuperación de lesiones deportivas ayuda a que el deportista se recupere plenamente y regrese a la práctica deportiva lo antes posible (Dosil, 2008).

En cuanto a la intervención post lesión, es fundamental acudir a profesionales que tengan un protocolo de actuación, actuar con una base científica y probada siempre nos dará más garantías que alguien sin conocimientos reales sobre el tema.

Desde el primer momento en que se produce la lesión el psicólogo deportivo puede comenzar a trabajar en la movilización de recursos del deportista, informar del proceso que va a seguir y planificar diferentes fases y la actuación en cada una de ellas, desarrollar habilidades y evaluar la evolución, sin olvidar trabajar la prevención de recaídas. Además, el contexto social del deportista es fundamental por lo que desde la psicología deportiva no se concibe el tratamiento de una lesión sin estar en contacto con otros profesionales como médico o fisioterapeuta y con el entorno más cercano de la persona.

Te animamos desde Plenum a que completes tu tratamiento añadiendo el asesoramiento psicológico para tu bienestar deportivo y personal.

Para saber más: Dosil, J. 2008. Manual de Psicología de la actividad física y del deporte. Mc Graw Hll

 

Artículo escrito por: Lara Jiménez. Psicóloga de Clínica Plenum

3 junio, 2019

Nuestro traumatólogo, el doctor Francisco Ardura, ha publicado multitud de artículos en revistas científicas de alto impacto junto al equipo de investigación en el que también están el Dr. David Noriega y el especialista en radiología y ecografía el Dr. Israel Sánchez Lite.

 

En el artículo del Dr . Ardura en la prestigiosa revista médica inglesa TRANSPLANTATION, explica un estudio sobre la degeneración de los discos vertebrales de la espalda y el tratamiento regenerativo con terapias celulares.
Este tipo de artrosis de espalda que causan dolor localizado en la parte baja de la misma es muy común en la población general y los tratamientos de vanguardia deben estar avalados por investigaciones de este tipo.

 

En Clínica Plenum no solo tenemos tratamientos avanzados en medicina regenerativa, tenemos también a los profesionales que están al frente de las investigaciones que nos harán avanzar en el tratamiento del dolor en un futuro inmediato, que ya es el presente.

 

Os adjuntamos el enlace del estudio y del artículo para poder descargarlo: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27661661

 

Artículo escrito por el Doctor Francisco Ardura

31 mayo, 2019

Sr/Sra usted tiene artrosis” ( palabra de médico ).

 

Nada más llegar a casa lo primero  que hago es meter ese “palabro” en Mr Google , después de hacer un esfuerzo por filtrar los millones de entradas , parece que ya lo tengo más o menos claro . Resulta, que entre los huesos de las articulaciones , hay una especie de “gel amortiguador “ que se llama cartílago y que en mi caso, según dicen, está en las últimas .

 

Lo primero que pienso es , ¿ Por que me ha pasado esto ? La respuesta fue , que es lo normal para la edad que tengo… y lo segundo es , “ que me pongan otro y punto” , pero parece ser , que eso por el momento no es posible….

 

Vamos a intentar ayudarla .

 

Pues si, la edad es un factor de riesgo , como también los hábitos de vida no saludables , factores hereditarios o deformidades oseas, pero un reciente estudio hecho por  Arthritis Research Uk en el Reino Unido y publicado en el British Journal Sports Medicine  concluye  que los futbolistas profesionales retirados , tienen dos veces más riesgo de tener artrosis de rodilla que la población sedentaria , 3 veces más de padecer condrocalcinosis y 3 veces más de riesgo de prótesis de rodilla .

 

Según este estudio , ser jugador profesional tiene dos veces más riesgo que “ser mayor” para padecer artrosis . Entendemos que un jugador debe tener la musculatura más desarrollada debido a que es una de sus armas de trabajo , pero aún así , siguen teniendo un mayor factor de riesgo . Podemos pensar que ellos someten al cuerpo a mayores impactos , durante más tiempo , pero la verdadera razón no es el número de impactos , sino cómo absorbe la articulación esos impactos.

 

Pongamos un ejemplo , una puerta puede abrirse y cerrarse una o un millón de veces , si la puerta está bien encuadrada dentro del marco y  las bisagras bien puestas y engrasadas , no le va a pasar nada . Ahora,  si una de las bisagras , empieza a fallar , poco a poco irá descuadrandose y rozando la esquina superior del marco , no nos daremos cuenta hasta que haya empezado a rozar , y será demasiado tarde . Y no sólo eso, intentaremos arreglar esa parte superior , pero al poco  tiempo volverá a rozar. Hasta que no arreglemos la bisagra que falla, la puerta no dejará de rozar , aveces es demasiado tarde y nos tocará cambiar la puerta .

Con el cuerpo humano pasa lo mismo , el problema es que cuando nos duele una rodilla , solemos centrarnos en la rodilla ( parte superior de la puerta ) y dejamos de lado la cadera y los tobillos ( bisagras ) y cuando queremos arreglarlo es demasiado tarde y por desgracia la solución no es tan fácil como con la puerta .

 

El abordaje de la artrosis desde la readaptación , será en un primer momento, ver posibles desequilibrios musculares que están provocando esas “disfunciones posturales” que  hacen que la articulación no se mueva de manera correcta o con limitaciones .

Estas disfunciones suelen ser creadas por la inhibición o debilidad de la musculatura principal , que hace que baje el tono muscular de la misma  y esto hace que la musculatura sinergista sea dominante en el movimiento , que haya una alteración en la inhibición recíproca ( la musculatura antagonista va a verse disminuida ) y esto va hacer que haya fallos en el patrón de movimiento que , repetidos de manera continua crearán esa disfunción postural que “alimentara el riesgo de artrosis” .

 

Por dejarlo más claro , pondremos otro ejemplo , si en una empresa por ahorrar costes, despedimos a uno de los productores y en su lugar ponemos a 3 becarios , los primeros días , quizá no lo notemos, pero a la larga , los 3 becarios acabarán fundidos porque no están preparados para esa función , pueden ayudar , pero no serán  capaces de asumir todo el trabajo , y la empresa será un desastre .

 

Para volver a la normalidad , deberemos , relajar esos músculos sinergistas que están sobrecargados por el exceso de actividad, y activar la musculatura principal , para que el patrón  de movimiento, vuelva ser el correcto.

 

En la Clínica Plenum , abordamos la artrosis de una manera integral , trabajamos  intentando paliar el dolor con tratamientos  médicos y de fisioterapia  , a la vez que enseñamos al paciente a moverse correctamente con la readaptación y posteriormente a reforzar esa articulación con actividad física dirigida.

 

Artículo escrito por nuestro readaptador Javi H. Bello, preparador físico de la Selección Española de Baloncesto.

28 mayo, 2019

Nuestro traumatólogo, el doctor David Noriega, es un referente de prestigio internacional ( como lo así lo corrobora su currículum) sobre todo lo relacionado con patologías de espalda (artrosis, hernias discales, protusiones, etc)

En el siguiente artículo de la prestigiosa revista Asian Spine Journal presentan un estudio sobre una intervención quirúrgica en la zona lumbar de la espalda y el seguimiento de los pacientes a lo largo del tiempo y sus resultados.

El Dr. Noriega tiene multitud de investigaciones sobre patologías de espalda que iremos presentando en esta sección para su divulgación.

En Clínica Plenum estimamos que tener a los mejores profesionales en nuestro equipo de traumatólogos es fundamental para el bienestar de nuestros pacientes. El profundo conocimiento sobre el tema y una formación específica de primer nivel da valor a nuestras consultas y tratamientos sobre dolor de espalda, hernia discal, artrosis.

Os adjuntamos el enlace del estudio y del artículo para poder descargarlo: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5165001/

21 mayo, 2019
Con la llegada de las bajas temperaturas y también debido a la sequedad ambiental nuestro cabello sufre más que nunca, se debilita y aumenta su caída. Además, en la mujer a partir de los 40 años debido a agresiones externas (peluquería, tintes, uso de secador de pelo, etc), procesos infecciosos, carencias de vitamínas por insuficiente ingesta de alimentos ricos en folatos, vitamina B1, hierro, zinc y niacina, alteraciones en los niveles hormonales y problemas en la cuantía de la menstruación puede hacer que padezcamos anemia contribuyendo a debilitarlo y ha aumentar su caída aún más. 
Si añadimos a todo esto el estrés se genera un disbalance hormonal, aumentando la secreción de hormonas androgénicas que provocarían la caída del cabello; pudiendo también estar relacionado con la alteración de la glándula tiroidea por dicho estrés, siendo de suma importancia descartar alteraciones en dicha glándula previas a iniciar el tratamiento.
Es por ello que, debemos aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro (carne roja, como ternera o buey, marisco de concha, sésamo, verduras de hoja verde y frutos secos como nueces, pistachos, almendras tostadas), legumbres, proteínas y de alimentos ricos en B1 o tiamina (chuletas de cerdo, pescado, semillas de girasol, sésamo o tahini, así como especias y hierbas aromáticas).
Desde el punto de vista médico estético podemos actuar aumentando su oxigenación con ozonoterapia, mejorando la circulación del cuero cabelludo con láser, nutriéndolo desde el interior con PRP enriquecido y polivitaminas, reduciendo la fase de reposo del folículo piloso y estimulando al bulbo del cabello para que se vuelva a activar con Aminexil al 5% (que reduce la caída en un 72% en tres meses ), o bien administrando tratamientos anti androgénicos cuando existe ese desbalence hormonal.
Así pues, si deseas tener una melena sana cuída tu alimentación, lleva una vida relajada, realiza un masaje a diario y usa productos que lo refuercen y nutran de noche.

Dra. Manuela Gómez Pérez – Medicina Estética y Ginestética
17 mayo, 2019

Entendemos por autoestima el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos, juicios y afectos sobre uno mismo, es decir, cómo nos vemos y nos valoramos.

Existen una serie de características que nos pueden ayudar a saber si contamos con un buen nivel de autoestima. Pero antes debemos aclarar que tener un buen nivel de autoestima no significa tener un nivel muy alto de autoestima, ya que tanto un pobre nivel de autoestima, como uno demasiado alto, son perjudiciales para nuestro bienestar mental.

Ahora, piensa en ti, y valora en qué nivel de encuentras. Las personas con un buen nivel de autoestima:

  • Confían en su criterio, aunque sea cuestionado; y en su capacidad para resolver problemas.
  • Defiende sus ideas, opiniones y valores, y los modifica si se da cuenta de que se equivoca.
  • Pide ayuda cuando se necesita.
  • No se deja manipular, sí colabora.
  • Respecto a otras personas no se considera ni inferior ni superior.
  • Reconoce y acepta sus emociones y sentimientos (positivos y negativos), expresándolos.
  • Cuenta con capacidad para disfrutar con diferentes actividades.
  • Respeta las opiniones de los demás, aunque no las comparta.

 

Existan también algunos comportamientos que pueden afectar a nuestra autoestima, como las críticas, las etiquetas, y los errores que comentemos. Especialmente cuando no sabemos afrontar estas situaciones de manera adecuada.

En este punto me gustaría detenerme, en especial pensando en los más pequeños de la casa. Muchas veces sin ser conscientes de ello, cuando hacen algo que no nos agrada, los adultos les ponemos ciertas etiquetas que repetidas en el tiempo van minando su autoestima y dificultan un buen afrontamiento de las situaciones. Por ejemplo, si mi madre me dice que soy tonto por haberme equivocado en este ejercicio, al principio seguiré intentando hacer ejercicios, aunque me equivoque, pero si continúo escuchando “eres tonto” cuando me equivoco, acabaré por tirar la toalla y pensar “para que voy a estudiar si soy tonto, no tengo capacidad”.

Utilizar el verbo estar en lugar del verbo ser es una buena estrategia para evitar estas etiquetas: “Hijo estás un poco tonto hoy, sé que tú eres capaz, revisa en qué te has equivocado”. De esta manera trasmito confianza en sus capacidades, y animo a que encuentre la solución. SER algo implica una característica estable, con menos posibilidad de modificarse, sin embargo, ESTAR de una manera es algo pasajero, me permite cambiarlo con mis actos.

 

En el caso de los adultos, una pequeña actividad que ayuda a mejorar nuestro nivel de autoestima es recordar nuestras fortalezas y virtudes. Esto puede ser difícil al principio, no estamos acostumbrados a hacerlo, tendemos a fijarnos más en nuestros fallos, y a veces, machacarnos por ellos.

Para ayudar a conocer cuales son nuestras fortalezas podemos pensar primero en un buen amigo o una persona a la que queremos mucho. Piensa que fortalezas tiene esa persona, cuales son sus virtudes, y en que situaciones concretas las pone en práctica. Dile cuanto le admiras o le quieres y por qué.

Normalmente compartimos valores, virtudes y fortalezas con las personas que tenemos a nuestro alrededor. Así que ahora piensa tú alguna situación en la que hayas puesto en práctica esas fortalezas y/o virtudes de tu ser querido. Quizá no coincidan todas, pero seguro habrás encontrado puntos por los que comenzar. No te olvides de recordarte por qué te admiras y te quieres.

Haz una lista de tus virtudes y fortalezas, y mantelo visible en algún lugar importante para ti. Que la puedas retomar cuando lo necesites, para recordar lo que escribiste o para añadir líneas.  Esto te ayudará a conocerte y valorarte mejor.

 

Contar con un buen nivel de autoestima es fundamental en la toma de decisiones, la forma de relacionarnos con los demás y en nuestra comunicación. Te animo a trabajar sobre este concepto.

Posted in Psicología, Tratamientos by Clínica Plenum | Tags: ,
17 octubre, 2018

Un motivo de consulta frecuente en Medicina Estética es la ausencia de luminosidad  y luz en la piel, nuestra Doctora Margarita Medina Botas, ofrece varias opciones, una de ellas es el peeling químico o exfoliación con químicos.

 

¿Qué es un peeling químico?

Se trata de un tratamiento estético que consiste en eliminar las capas superiores y dañadas de la piel con una solución química con el objetivo de que ésta se vea rejuvenecida.

Hay que tener en cuenta el tipo de piel y además saber que hay una serie de efectos secundarios  a los que nos enfrentamos con este tratamiento, como pueden ser descamaciones de la piel, enrojecimiento, aumento de la sensibilidad a la luz solar, etc.

 

¿Qué conseguimos con un peeling químico?

Atenúa manchas, reduce arrugas y potencia la luminosidad, con efecto despigmentante dejando  la piel más uniforme .

 

¿Quién debe hacerse un peeling químico?

Personas con manchas solares , manchas resultantes del embarazo o que aparecen con la edad, pigmentación irregular, marcas del acné o de otras lesiones en la piel.

Es un procedimiento químico suave, prácticamente indoloro, que permite eliminar las capas superficiales de la piel donde se encuentran las células muertas y las lesiones para dejar visible una capa nueva, sin marcas ni manchas.

Recomendado para cara y escote y en épocas en los que los rayos solares sean menos fuertes.

Posted in Tratamientos by Clínica Plenum | Tags: