Buscador

GLUTATION: “LA MOLÉCULA DE LA SALUD”

21 octubre, 2016

A medida que vamos envejeciendo, y con factores añadidos como el estrés, la mala alimentación, la contaminación atmosférica, el humo del tabaco, los herbicidas, pesticidas, radiaciones electromagnéticas etc., los mecanismos de reparación de nuestro organismo van siendo menos eficaces, lo que  nos lleva a no poder eliminar los radicales libres que se van produciendo por todos estos factores y entrar en un estado de estrés oxidativo.

 

Cuando entramos en este estado, estamos en  una situación de desventaja en la que la capacidad defensiva del organismo ante los agentes que nos oxidan o envejecen, está limitada.

 

Por lo tanto, las manifestaciones del estrés oxidativo pueden ir  desde síntomas tan anodinos como cansancio, insomnio, infecciones frecuentes, dolores musculares, rigidez articular, estado de ánimo depresivo, alteraciones de la memoria,  hasta patologías tan importantes como Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiple, Tumores, Enfermedades autoinmunes, Asma, Hepatopatías , etc., etc.…

Como hemos dicho, para combatir este estrés oxidativo que a todos nos está afectando en mayor o menor intensidad, nuestro organismo tiene mecanismos de defensa como son los antioxidantes.

 

De todos ellos se puede decir que el Glutatión (GSH) es el antioxidante maestro, la efectividad de otros antioxidantes como la vitamina C y E dependen del Glutatión. Por tanto una deficiencia en el Glutatión produce una oxidación celular, declive del organismo y la salud. De hecho la vida depende de él. Sin él, las células se desintegrarían a causa de la oxidación.

La mala noticia es que producimos niveles óptimos de GSH hasta los 20 años, a partir de ahí disminuye 10 % por año, por lo tanto, con la edad nos hacemos mucho más susceptibles a los radicales libres y  en consecuencia, al estrés oxidativo.

 

La segunda mala noticia es que los alimentos o suplementos ricos en Glutatión no son eficaces, ya que la biodisponibilidad del Glutation una vez que pasa por nuestro sistema digestivo, es muy baja y por lo tanto no van a funcionar.

 

La mejor manera de administrar por lo tanto el Glutatión es por vía intravenosa, mediante sueroterapia junto con otras vitaminas y minerales como la Vit. C., Zinc, Magnesio etc.

Esta sueroterapia se administra de una a dos veces por semana según el grado de estrés oxidativo en el que se encuentre el paciente. El número de sesiones también es variable, pero se necesitan un mínimo de 6 sesiones.

En  el cáncer, por ejemplo se necesitan unas 20 sesiones, dos veces por semana

En personas sanas que no tengan ninguna patología también se pueden administrar de manera preventiva como terapia antienvejecimiento. En este caso bastaría con 6 sesiones una vez por semana.

 

EL GLUTATIÓN ES LA MOLÉCULA CLAVE FUNDAMENTAL PARA LA VIDA, SALUD, RENDIMIENTO FÍSICO Y LONGEVIDAD DE CADA CÉLULA HUMANA.

 

Dra. Medina Botas
CLINICA PLENUM

Posted in Blog, clinica, Tratamientos by 8thadmin